Luz Artificial

Una nueva metodología de iluminación artificial en el proyecto arquitectónico

Esta tesis NO habla de luz natural sino de LUZ ARTIFICIAL, y no lo hace desde el confort lumínico, el ahorro energético ola sostenibilidad, sino desde su consideración COMO LENGUAJE DE LA PROPIA ARQUITECTURA.

En la situación actual de efervescencia lumínica conviene reflexionar sobre los resultados y las ideas surgidos en el último siglo; su análisis crítico guiará las decisiones de arquitectos y estudiantes, y evitará la utilización frívola de la luz artificial en la arquitectura.

La luz artificial ha evolucionado de “herramienta funcional” a “lenguaje formal” a través de un largo proceso de desarrollo tecnológico y de intercambio constante de experiencias entre disciplinas técnicas, artísticas y culturales. Desarrollándose paralelamente a la evolución de la luminotecnia, a la generalización del uso de la electricidad, a la evolución de la arquitectura y a los debates culturales sobre la iluminación.

En Europa, Joachim Teichmüller utilizó por primera vez el término “Lichtarchitektur” en 1927, refiriéndose a la iluminación arquitectónica como “una arquitectura que utiliza la luz como material de construcción, incorporándola de manera consciente en la configuración del espacio”. En Estados Unidos, Raymond Hood utilizó el término “Architecture of the night” en 1930, convencido de que el aspecto nocturno de la arquitectura debía ser “una parte importante del concepto de diseño, y cuidadosamente planteado”.

A partir de entonces la luz eléctrica será considerada como un nuevo “material de construcción” con capacidad de aportar cambios conceptuales profundos y de justificar visiones de una futura arquitectura luminosa.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags